Manuel Alejandro es el IVOL gigante de Altavista
26 abril, 2019
Como enseñar la vida a través de la dignidad
4 junio, 2019
FRANCISCO ZAPATA VANEGAS Analista Polìtico
Opinión Global Vecinal
El político en su real dimensión es una especie de mezcla entre carisma, habilidad, y prudencia para hacer y abstenerse de actuar cuando sea lo conveniente. En su obra inmortal de ciencia política del siglo XX Líderes, Richard Nixon invita a identificarlos sin confusión alguna. Para éste, el político dista mucho de ser el mejor historiador, porque se engolosina simplemente hablando de la manera cómo se ejerció el poder en el pasado. Tampoco podría ser el más brillante filosofo, pues éste se pierde en la nebulosa especulativa de lo que debiera ser el ejercicio futuro del poder. El político entonces es ante todo un ser humano actual, capaz de interpretar todo aquello que no escucha ni lee, pero que simplemente lo ve un poco, pero eso sí, lo olfatea como un todo. Es entonces como dijera Alberto Lleras, aquel que se pone a tono con los acontecimientos de su tiempo.

Lo que para muchos doctrinarios es sinónimo de oportunismo, el tan escaso sentido común es el medio más óptimo para sintonizarse con la gente y sus problemas, para luego sonar en sus oídos al estilo de la música preferida. Sobre la virtud del sentido común, cuentan que alguna vez el general Charles de Gaulle respondió al respecto afirmando que es como estar en un vehículo en marcha y sacar la mano por la ventana para conocer de que lado sopla el viento.

Ahora que se avecinan las recordadas elecciones de mitaca, es decir, las locales y regionales, uno observa impávido en Medellín cómo hay postulados a candidatos que ni ellos mismos se lo creen. Respetando la simple acción democratera que es también democracia, uno evidencia a primera vista que los aspirantes a la Alcaldía son el mejor ejemplo de gente sin sentido común, sin olfato, sin proporciones, y sin preparación alguna para la carrera, simplemente quieren estar anotados en la lista. Con razón en estos días una señora en el Metroplus decía que no les alcanzaba los votos para una Junta de Acción comunal.

Seguramente me caerán rayos y centellas por lo que parece una expresión descalificativa, lo que no es de buen recibo, pero siempre seré polémico, porque si bien todos ellos hacen el esfuerzo de capacitarse asistiendo a cuanto foro de experto de cartel aparece, lo cierto es que no es suficiente con las 5, 7 o 10 fórmulas recetadas. Empecemos diciendo que parte de ese cuento es más vigente en otras latitudes, y lo demás son simples lugares comunes, que hay que contar con músculo financiero, unidad de asesores de imagen, equipo político, expertos en programa, cuidar su cuerpo para verse bonito, cuidar lo que dice, manejar los ritmos porque es carrera de resistencia, apasionar con frases, así como estar preparado para los ataques, empaparse de lo que no sabe y lucirse en lo que domina, todos esos aspectos son tan obvios como el día y la noche, y más insólito aun repetirles a los pobres urgidos de triunfo, que las elecciones se ganan con votos. Y cuidado con ese enjambre de entrenadores políticos porque copian y pegan, por eso muchos confunden en sus discursos a Dinamarca con Cundinamarca.

Aunque no hay una sola verdad y más aún en política, voy concluyendo para decir que el político digno de triunfar es el auténtico y con sentido común, el que no se encasilla en lo políticamente correcto, el que sabe desafiar la tormenta a riesgo de perecer en ella, el que todo se lo juega para sentar la diferencia, hacerse visible logrando desencadenar toda pasión descarnada. A todo ello debe sumarle carisma, prudencia bien entendida, así como contundencia. Y todo eso en ebullición conduce al lado de la coherencia, a conquistar todos los equipos, todas las adhesiones, y desde luego la victoria. La victoria es esquiva a timoratos y gente del común de los humanos. Como dice Nixon en su obra, esos seres comunes serán millonarios, famosos, pero nunca llegarán a ser políticos triunfadores. FZV19

Francisco Zapata Vanegas es abogado Constitucionalista y Penalista Universidad de Antioquia, Autónoma Latinoamericana. Analista político, Asesor de entidades del Estado, y con vigente trayectoria como profesor universitario en Antioquia. Reconocido hombre público.

Opinión Global Vecinal está integrada por libre pensadores, docentes universitarios, excelsos colaboradores con acreditado prestigio académico. Sus aportes son de su entera responsabilidad. La serie de colaboraciones no comprometen la linea Editorial oficial del portal forochat.com.co

Regresa a Opinión Global Vecinal, el constitucionalista y analista político, doctor Francisco Zapata Vanegas, con el tema de candidatos y elecciones. Imagen Wikipedia.