En la Colombia del nuevo siglo, ¿hay razones para marchar?
24 noviembre, 2019
4 años de Federico Gutierrez alcalde
8 diciembre, 2019

El sentido de las marchas en Colombia

CARLOS ANDRÉS ECHAVARRÍA BLANDÓN Critico Político
carlosaechavarriab@gmail.com
Dejando a un lado consideraciones "líricas", las actuales “marchas” tienen solo un objetivo que es meramente político, pues su único propósito es el de implantar en el palacio de Nariño al megalómano incendiario de Gustavo Petro, con toda su comitiva de súbditos que desean para Colombia un modelo de política económica fracasado en más de 50 países.

Lo afirmado anteriormente, sirve para preguntarse por el sentido real de las marchas, cuando los jóvenes parecieran servir de idiotas útiles, lo digo porque siguen servilmente los pasos a pseudo lideres de doctrinas asesinas. Más útil sería que los jóvenes supieran que el problema de Colombia, no es la falta de educación, no es la falta de salud, no es la falta de un sistema de pensiones; fundamental recordarles que Colombia tiene el desempleo juvenil más alto de América latina. Entonces, valdría mejor que se preguntaran para que estudiar, si al egresar no van a conseguir un puesto de trabajo. Tampoco sirve de nada preocuparse por el sistema de salud, si con el mínimo salarial no van a conseguir como subsistir. Y de que vale preocuparse por las pensiones, sino van a poder siquiera cotizar al sistema.

Si a eso le sumamos que Colombia tiene una deuda externa, ya muy cercana al 50% del PIB, la misma que hace que el país esté técnicamente al borde de (un default) quiebra financiera, el memorial con tantas peticiones juntas se queda sin piso. Esa deuda que les dejó el sátrapa de Juan Manuel Santos (al cual no le hacían las marchas que si le hacen al inepto de Iván Duque), la debe pagar los jóvenes y los niños de hoy, cada colombiano al nacer ya tiene una deuda de más de 10 millones de pesos que heredó del flamante Nobel de paz que nada debe, que nada teme.

Pensar realmente en el país, nos llevaría a todos a marchar para que Colombia por primera vez entre realmente a un ser un país de libre mercado, el cual nunca hemos vivido, ya que las regulaciones actuales son más cercanas a los sistemas socialistas que a un sistema capitalista puro. Si tuviéramos un país rico, de libre mercado, los jóvenes no tendrían que salir a marchar por educación porqué su trabajo bien remunerado les permita pagársela, tampoco salir a marchar por salud, pues su trabajo les permitiría costearse un médico particular, los jóvenes ni nadie marcharía por un sistema de pensiones, sus ingresos cómodos de trabajo les permitiría crear un capital suficiente para vivir cómodamente el resto de sus días.

Pidiendo que el Estado nos dé subsidios, no se logra un cambio. Pidiendo que el papá Estado controle todos los aspectos de nuestras vidas, solo se tiene hambre (mirarnos en el espejo de Venezuela, Argentina y Cuba). Pedir todos marchando para que el Estado deje de ser el ente todopoderoso y controlador, para que el libre mercado se desarrolle, ese es el verdadero y transformador camino de lo social desde lo productivo.

No perdamos más tiempo precioso, ¡los invito a marchar por la libertad!

Carlos Andrés Echavarría Blandón es Ingeniero Civil de la Universidad Nacional, Especialista en Gestión Empresarial de la Universidad Santo Tomás. Creador de empresas y líder en emprendimiento con amplio reconocimiento público y privado en razón de sus Asesorías e interventorias. Hace parte de la denominada Linea Dura de Colombia Con Principios.

La Calle Lo Dice, es un espacio abierto a libre pensadores que aportan a la construcción de Sociedad Civil. Nuestros distinguidos columnistas invitados son responsables de sus opiniones, lo que significa que sus posiciones no comprometen en nada la linea Editorial oficial del portal forochat.com.co

La Calle Lo Dice, con la opinión responsable del libre pensador, ingeniero Carlos Andrés Echavarría Blandón. Imagen Wikipedia