¡Desde Antioquia la grande!
30 septiembre, 2020
Más IVOL y líderes vecinales para mejorar el mundo
11 enero, 2021

“Las Maduritas” son Forochat Good Neighbor World 2020

Lideres Vecinales Globales / redaccion@forochat.com.co
Editor: Jaider Monsalve-Valinor19
Comunicador vecinal
Aspirante Instructor Voluntario IVOL

El cuento de los buenos somos más, es la causa universal del Buen Vecino que trasciende Medellín, Colombia, como también en la ciudad Fernando de la Mora en el Paraguay, en el municipio oriental de Guarne en Antioquia, al igual que en Oaxaca, México.

Los Premios Forochat Good Neighbor World 20-20, se suma a la modalidad de Orden Cívica creada por la sociedad civil en 1987, además de Grandes de Antioquia desde 2018. Y este medio digital tan posicionado en la opinión juvenil universitaria, ha creído necesario promover y reconocer los grandes valores en la histórica pandemia del Covid19, el justo y honesto reconocimiento es para aquellos que no se rinden, que luchan sin miedo a morir de pánico, a los que entienden que la vida es la única oportunidad, así sea la vida de una hora o un día. Finalmente, la vida es un ratico como dice Juanes, entonces para que quejarse, hay que animar, seguir adelante, mirar el horizonte y no dejar de construir hasta la ultima bocanada de aire que nos toque respirar.

Un joven muy paisa, Julian Sanchez Vargas con tan solo 33 años, es por su arrojo e historia fructífera de vida un indiscutible ganador de Premios Forochat Good Neighbor World 20-20, es emprendedor exitoso y gran comunicador de ideas positivas y futuristas. Queda entonces abreviar está crónica mediante citas de su carta motivacional para aspirar a los premios de la opinión universitaria forochat. Julian se siente grato con forochat.com.co al decir que "aprecia mucho de las personas el que comparten información desinteresadamente, por algo tan sencillo de sentirnos bien por ayudar al otro; cuando las personas dan desinteresadamente sin esperar nada a cambio, sacar de su tiempo y compartir, ahí suceden varias cosas que genera una conexión con esa persona y un agradecimiento muy profundo, y esto lleva a generar impactos muy positivos en ambos sentidos, tanto en el que lo hace como en el que lo recibe, eso para mí es muy importante y lo aprecio mucho de las personas."

Este empresario serio y dedicado, sigue siendo aquel joven sensible, le gusta mucho leer acerca de emprendimiento, superación personal, PNL porque todo eso va en sentido de su crecimiento personal y empresarial, le gusta todo tipo de música, el futbol, el ciclismo y el baseball. Su claridad mental es sorprendente, cree y confía en sí mismo y en sus sueños, porque ellos muestran el verdadero camino a seguir, el suyo – dice- fue una empanada.

A menudo, cita a Walt Disney: "Si tienes sueños en tu corazón, y de verdad crees en él, corres el riesgo de que se convierta en realidad", al igual que a otro grande, Steve Jobs con su frase: "Si tu no trabajas por tus sueños, alguien te contratará para que trabajes por los suyos"

La historia de la empanada convertida en oportunidad

Julián cuenta que "hace 12 años se afrontaba una situación económica difícil en la casa, y la comida de ese viernes fue arroz, plátano maduro en trocitos, asadura, huevo revuelto, hogado, y tajadas de tomate, de esto sobró un poco y mi madre al otro día en sus delicias culinarias, preparó una masa con una harina, cogió la asadura con hogado y el plátano maduro elaborando empanadas para nuestro desayuno en el trabajo." Continuando con su narración, dice: "cuando me encontraba desayunando, sentí que alguien estaba antojado, miro a mis compañeros y no eran, luego miró al local del frente y era un compañero de otro local que estaba que me quitaba el bocado, yo le dije venga le comparto una empanada, y me dijo Flaco donde las compró, pedí más que yo las pago, yo le respondí las hizo mi mamá, dígale que haga para vender que yo le compro – me dijo muy motivado-, y él mismo suceso le ocurrió a mi hermana con sus jefas. Los dos llegamos en la noche a la casa y le propusimos a mi madre hacer empanadas para vender, y aunque ella nos respondió que ya había trabajado cincuenta años, a la siguiente semana mi hermana habíamos vendido 20 unidades, pero luego toda la gente las pedía en especialidad de empanadas de plátano maduro con carne logrando pronto 5 sabores (plátano maduro con carne, arroz con carne, papa con carne, solo carne, y queso) en 4 meses, ya mi madre se sentía muy útil y feliz, vendíamos 200 solo los sábados."

El proyecto económico que une familia

Continuando con su narración, Julián cuenta que "por ese mismo mes, un viernes, llega mi padre de trabajar (conductor de servicio público “taxi”, con el cual nos sacó adelante) y le pregunta a mi madre que como le estaba yendo con las empanadas, ella respondió que bien, él dijo que nos veía muy unidos como familia, ella le dijo si: ellos las ofrecen, las entregan, las cobran y me ayudan en la mañana hacerlas, freírlas y empacar. A que bueno respondió mi padre, si yo llego a faltar en la casa ustedes se defienden con las empanadas, mi madre le dijo: ¿es que te piensas morir?, a lo que él respondió que nos veía muy unidos como familia."

"Pero todo parecía premonitorio – continua Julián- luego pasaron 4 meses y mi padre fallece. Salió a trabajar y al llegar a la bomba para echar gasolina al carro le dio el infarto, fue un momento muy difícil en mi vida, uno jamás se prepara para entender que en algún momento los seres queridos partirán físicamente, aunque por siempre vivirán en nuestros corazones."

Con ese sentimiento de gratitud de hijo maduro para liderar la familia, Julián cuenta que "la partida mi padre nos unió más como en familia, mi padre nos deja un taxi, tuvimos que reacomodarnos para pagar deudas y por eso se vende, estuvimos paralizados un tiempo, luego se presenta una feria gastronómica, adaptamos el pequeño apartamento, y ese día vendimos 150 unidades reactivando así la venta de las empanadas."

Nace la empresa

La historia de la grandeza paisa se revive cuando Julián nos comparte que "logramos impactar a Interactuar con nuestra idea de negocio para crear empresa, ellos nos capacitan con 28 horas distribuidas: 2 con una psicóloga, y las otras 26 se distribuían con un ingeniero de alimentos, un contador y mercadeo. Luego tomamos nuestro primer crédito con la corporación pagamos con productos, de allí nos dan bases para saber trabajan afuera como familia y de puertas para adentro somos socios, se hace un estudio del mercado y de la zona donde vamos a abrir nuestro punto de venta y alcanzar punto de equilibrio con el proceso de estandarización de la receta de mi madre, siempre el mismo tamaño y que todas las empandas tuvieran el mismo sabor. Todo ha costado sacrificios, estabilizar gastos del hogar, terminar mis estudios universitarios, laborar con mi prima para complementar ingresos, pero ya desde 2014 comienza a posicionarse nuestra marca, Las Maduritas, ya llevamos más de 75 meses en el mercado.
Altibajos es el común denominador en la historia de Julián, quien comparte los momentos difíciles de gastos de local, baja en las ventas de un producto por el que se pone todo el esmero a fin de cuidar su marca, que siempre se preocupaba por ofrecerlo fresco y caliente, pero dice que: "logré graduarme como Ingeniero Mecánico de La universidad Nacional, un momento único, una sensación indescriptible, no tengo palabras para describir ese momento y lo que sentí ese día, se lo dediqué a mi padre (QEPD), mi madre, mi hermana y el cuñado, que fueron esas personas que siempre estuvieron allí con esa voz de aliento para empujarme a cumplir mis sueños. Viene luego el MBA con Interactuar y me capacito con el Cedezo (Centro de Desarrollo Zonal) de la alcaldía de Medellín complementando así las herramientas y más argumentos para seguir persistiendo, logrando luego clientes como la Universidad Nacional de Colombia, Bancolombia, Interactuar, la Alcaldía, EPM, entre otros. Y de la mano de todo eso tan positivo, toca a mi puerta el reconocimiento de los canales regionales de televisión, la feria “talento local”, “Maridaje”, “feria de flores”.

El que persevera alcanza

Julián es todo un ejemplo de emprendimiento validador al afirmar: "Tanto en 2017 y 2018 seguimos creciendo. Ya en mayo de 2019 me convocan a participar en una licitación cubriendo 500 refrigerios diarios, mi respuesta fue sí. Para el año 2020 la meta era abrir 3 puntos de venta más, peo llegó el Covid y cambio todos los planes, la nueva situación llevó a disfrutar más de mi madre y a reinventarnos con los domicilios logrando una estupenda respuesta vía WhatsApp, alternamos con los congelados, sellamos alianzas con otras empresas y las personas fitness, ya que nuestros productos los puedes hacer en la Airfryer (olla de aire sin aceite, sin grasa y ya puedes pecar después de hacer ejercicio sin remordimiento). Hemos implementado un nuevo sistema Pos Alegra que es más amigable y nos muestra toda la empresa en tiempo real; antes teníamos Sistemas Gecko, un poco más robusto y de más acompañamiento. Hemos implementado más formatos de control, como lo son las salidas de producción, inventarios más recurrentes para poder ver la rotación y que producto es el más vendido y cual deja mejor margen, avanzamos hacia un cronograma de producción más acertado, ya que hemos bajado el horario de producción y estamos con la política de calidad y ser más productivos. Hoy en día los domicilios los hemos mercerizado con un aliado estratégico que se encarga de recoger el pedido en nuestro punto de venta y de llevarlo a cada cliente, hasta ahora nos ha ido muy bien ya que tiene un excelente servicio y eso nos da una tranquilidad para no perder lo que se ha logrado durante estos 6 años." Culmina narrando este joven paisa que con su familia ya están ingresando al umbral de la historia de los grandes empresarios antioqueños del siglo XXI.

La moraleja de Julián para los jóvenes que todavía quieren aprender: que están invitados a ser osados escribiendo una historia de vida para trascender en sociedad, siendo prudentes con los migrantes venezolanos que ya aprendieron y que tienen mucho que enseñarnos, pero ante todo, que deben caminar por el enriquecimiento inundado de sudor y pasos de crecimiento integral, que hay que salir de la zona de confort, que con los libretos del “patrón del mal” es rápido pero traumático, hay enriquecimiento fácil hoy en el mundo, pero son logros momentáneos y de sufrimiento. El reconocimiento lo otorga es la sociedad, por eso los Premios Forochat Good Neighbor World 20-20 representan un aplauso de largo aliento para los atletas de pruebas de resistencia, aquellos que son necesarios en la Buena Vecindad en esta aldea global, los que ganan la de oro con sacrificio, lágrimas y sudor. Nunca es tarde para seguir el sendero de Julián, más vale atreverse a vivir y justificar la existencia, esos son los méritos para haberse convertido en pionero de los Premios Forochat Good Neighbor World 20-20 JaiderM-Valinor19

La historia paisa de una rica empanada que hace ganadora a una familia de Premios Forochat Good Neighbor World 20-20. Imagen cortesía Julián Sánchez Vargas