4 años de Federico Gutierrez alcalde
8 diciembre, 2019
De frente con Francisco Zapata Vanegas
5 marzo, 2020

Construcción de la Escuela del Buen Vecino

Reflexiones de un Instructor Voluntario IVOL
ajmg5@hotmail.com
Este dialogo aristotélico, hace rato se lo venia proponiendo desde Escuela del Buen Vecino a Fran (llamamos así a Francisco). Siempre he sido un convencido del requisito ético de cualquier dialogo entre humanos.

Y si fijo mis ojos en el presupuesto ético, me refiero desde luego a la ética pública, que es el culmen de nuestras reflexiones sobre la sociedad y el gobierno en el siglo XXI.

Cuando desde la SAI se comenzó a promover la ola de los Principios, yo siempre he preguntado de cuales Principios se trata, y a cual ética corresponde ese referente. Si, porque aunque Piedrahita y Zapata han estado por el sur del continente promoviendo Principios enlazados con Buena Vecindad, me parece que a aquí a los muchachos de la EBV no les ha quedado claro todavía el alcance de esos conceptos.

De entrada, no creo mucho en eso de Medellín Con Principios, y soporto la afirmación con la argumentación según la cual tanto la ética como los Principios deben ser universales. A propósito, y para respaldar mi tesis, el profesor Jaime Merino dice que el mundo se ha hecho pequeño y que, a pesar de nuestra diferencias, los individuos de todos los países deben convivir.

En MCP, he sentido como cada uno defiende sus identidades, cada uno es dueño y propietario de un pedacito, que a mi sentir, es un pedacito de nada. ¿Algunos podrían decir que lo que guardan con excepcional celo, es ese pedacito de poder?, pienso que no es posible pensar y percibir un poder individual sino con respecto a los otros. Resulta más necio que egoísta pretendernos transformadores unipersonales, hoy más que nunca, cuando el planeta peligra, la ética del amor, de la inclusión, de la coexistencia pacifica con los animales, con los bosques, con los ríos, y hasta con el cosmos, conlleva un lazo intimo con los demás vivientes desde una norma universal inexorable: la ética y los Principios que nos brinden garantías para sobrevivir en esta aleda global vecinal.

Ahora bien, nos encontramos con un serio y aparente problema insalvable, es aquel según el cual, en todas las sociedades y culturas encontramos normas morales y éticas. ¿Será posible remover esas barreras para que la EBV abandone el estadio del nuevo orden mundial que parece tan comercial, y más bien abandere un orden humano y de otros seres, hacia la construcción de normas universales?, creo pertinente el interrogante, porque históricamente aparece un debate inevitable: la ética ha sido eurocentrica, es decir, ha surgido como una construcción europea, y ni siquiera pudiéramos hablar de etnocentrica, porque los Incas, los Aztecas, los Mayas, para señalar algunas culturas precolombinas, también construyeron una ética no menos influyente y de histórico vestigio socio cultural.

Entonces para los altos estudios de la EBV, yo le diría a Zapata y Piedrahita, definitivamente visionarios universales, que nuestro aporte sobre ética y Principios en el quehacer público, deberá ser honesto, nada pretencioso, y de dialogo con los legados históricos, y con las nuevas visiones al respecto.

Habermas y Ernst Tugendha, autores algo contemporáneos, mantienen hoy influencia en ciertas sociedades con sus parámetros de la vergüenza y el respeto reciproco para la construcción de una ética moral. Pero en mi creer, estos referentes tendríamos que mirarlos con sumo cuidado, porque son conceptos muy religiosos adoptados como verdades a partir de seres superiores que ya han dejado de ser omnipresentes en muchas culturas nacionales. Entonces, más que llegar a conclusiones, la EBV debe es desatar un dialogo permanente, una conversación sin punto de llegada, donde eso sí, los Principios de Sociedad Abierta y Buena Vecindad iluminen el entorno de una nueva espiritualidad, a la manera de la llama de una vela, que nos permita redefinir la civilidad universal sin limite alguno, esa sería nuestra apuesta de la filosofía del Buen Vecino. AMJ

Alejandro Molina Gil Activista juvenil del colectivo regalados y otras causas voluntarias de la ciudad. directivo de la EBV , Gestor social del oriente/sur de la ciudad. experto en marketing y coaching . Profesional social y humanista (Psicología, sociología y trabajo social).

La Calle Lo Dice es un espacio para libre pensadores. Nuestros invitados son responsables absolutos de sus opiniones, lo que significa que sus posturas en nada comprometen la linea Editorial oficial del portal forochat.com.co

La Calle Lo Dice, con el librepensador Alejandro Molina Gil, y sus reflexiones sobre Escuela del Buen Vecino EBV. Imagen de Molina