Anécdotas de la Orden Cívica desde 1987
28 agosto, 2019
Carta de Jean Pierre, el candidato más joven
3 septiembre, 2019

Promover la fe en Villa Hermosa, tarea del gran Miguel Ángel

ALEJANDRO JOSÉ MOLINA La calle Lo Dice
ajmg5@hotmail.com
Mis hermanos de la familia Medellín Con Principios: La fe en nosotros mismos y en quienes nos rodean, es la que nos permite avanzar, así sea lentamente, como lo hace el sol en la arena con el declive de la tarde. No os afanéis, ni apuréis a los otros. Todo lo querido se nos dará, siempre que alejemos de nuestro ser la obsesión pendenciera y egoísta por todo poder desmedido y sometedor. Sigamos los pasos de aquel Buen Vecino que nos infunda serenidad, fraternidad y norte seguro. Estemos en el camino solo con aquel que con sus palabras y actos nos infunda esperanza, creencia en lo que hacemos, sensibilidad, apoyo al débil, y pureza en todo aquello que protagonizamos en el cada día, cada noche, cada semana, mes y año. Seamos la gota que labra la roca con constancia y paciencia. Nuestros antepasados eran ajenos a los progresos tecnológicos de hoy, pero aun así avanzaban, creían en ellos mismos, jamás faltaron a sus tareas comunes, sus voluntades unidas en fraternidad, y amor. Cuando emprendamos una campaña deseando cambiar a los demás, comencemos por cambiar nosotros mismos. No persigamos el poder para cambiar a nadie, planeemos su logro y sirvamonos de él para llevar comprensión, para extender puentes, para irrigar el perdón por los pobres de espíritu, por los enfermos de corazón, y asumamos la tarea para enderezar lo que no ha funciona bien.

Insisto en mi testimonio. No pretendo ser el sabio que me han declarado ser en la Escuela del Buen Vecino, tampoco desconozco al ingeniero Alberto Piedrahita. Al contrario, veo en su sombra, en su luz, en sus obras destellantes, una buena oportunidad para seguir sus pasos hacia la grandeza, hacia la fe creciente en mis pasos firmes hacia la adultez. Y pienso que eso se logra cuando hay humildad de pensamiento y de acción, humildad que no se puede confundir con debilidad de carácter, con inactividad, y menos con improductividad personal, familiar y vecinal.

Gustad y ved de mi libro abierto. Durante mis viajes peregrinos por las calles y recovecos de nuestra querida Medellín, me he nutrido de ese alimento que es la vida sencilla de todos nuestros vecinos. Es cierto que unos avanzan más que otros hacia sus metas de tipo material, pero ante todo hacen a un lado su egoísmo para asegurar una ciudad mejor a los que vienen atrás, a sus hijos, a sus nietos.

Una historia tengo para contarles hermanos míos. En mis travesías del Buen Vecino Caminante, el ser superior ha puesto en mi camino a viejos, jóvenes, mujeres y niños. He descubierto, que el principal alimento que requiere nuestra gente es el amor, la comprensión, la fraternidad, la calidez de una mirada esperanzadora, la sonrisa viva, el apretón de manos que reconforta o, el abrazo que sana e inunda todo nuestro ser de energía creativa.

Entended. Mis palabras se presentan como homenaje a muchos Buenos Vecinos, y es la fe la que nos motiva a encontrarlos al tocar a sus puertas, al saludarlos en las calles, al rozarnos con ellos en el transporte, al mirarlos en las esquinas. Mi inspiración surge de uno de ellos que me ha motivado, el que me inunda de esperanza con su canto vecinal de guitarra, con su mensaje de fraternidad desbordante, y su capacidad de escucha. Se trata del Buen Vecino normalista de la zona 8 de Villa Hermosa, Miguel Ángel Arcila.

Libre sois de creer. Este Buen Vecino de 23 años de edad, Miguel Ángel Arcila, proyecta mejores tiempos, es naturalmente carismático porque no es producto del frío marketing, de la falsa propaganda. Él ha sabido ser peregrino de la vecindad zona 8, refrescando la vecindad con su viento fresco, inundando de ilusiones y sueños a los de carne y hueso. Miguel Ángel es el servidor humilde. Apreciad hermanos su fino ejemplo de precariedad material, no ahorra jamás bondad en el trato y, su capacidad de servicio es incondicional y siempre conforme a los Principios en estos tiempos de trampa a la ley que crea el mismo hombre. ¡Verificad incrédulos! como las vecindades de la 8 lo llevan en hombros, caminando por él, con él y para él, con toda la fe que infunde su lealtad al señor de los cielos, su calor humano y transparencia. Escuchad a Miguel Ángel, no se deslumbra con la ciudad rutilante, consumista y extravagante, su devoción es los débiles animándolos en el camino a no renunciar a ser mejores ciudadanos. Por eso Miguel Ángel se ha donado para hacer posible la ciudad fraternal, la de la mejor calidad de vida, y la de la Buena Vecindad que inunde nuestro firmamento de resplandor y amor desde la zona 8. Abracemonos fluyendo en la llama viva del fuego de corazones, y roguemos todo discernimiento a fin de no ahorrar generosidad, y así llevarlo a la Junta Administradora Local JAL por el Partido Colombia Justa Libres.

Alejandro José Molina, es experto en construcción de proyectos y marketing. Es libre pensador y voluntario de muchas causas en la ciudad de Medellín. Se le conoce en las comunas como El Buen Vecino Caminante.

La Calle Lo Dice, publica las voces de libre pensadores que en ejercicio de la libertad de expresión son responsables de sus posiciones. Lo publicado en esta sección, no compromete en consecuencia la linea editorial oficial del portal forochat.com.co

La Calle Lo Dice, con Miguel Ángel Arcila, un líder inmenso presentado por Alejandro José Molina. Imagen equipo de Molina